Negociaciones bancarias

 

En los momentos actuales en los que los bancos tienen las puertas cerradas para llegar a acuerdos que faciliten la operativa a las empresas o en procesos de desinversión y daciones en pago se necesita contar con profesionales de reconocido prestigio que son capaces de llegar más allá de las oficinas de atención al cliente o a de empresas.

Cuando un tercero llama a las puertas de un banco para solucionar un factor de riesgo para una empresa, lo hace desde el análisis objetivo e independiente y con razones y argumentos que van más allá de la necesidad personal o de la situación de estrés que los ejecutivos de alto nivel están tolerando.

Para ello hay que apoyarse en un plan de actuación que nos permita tener una hoja de ruta y un abanico de posibilidades que plantear, de cara a que la entidad bancaria entienda que el problema es compartido y que tiene que ser actor y parte de esta solución.

 

 

Esta web utiliza cookies para mejorar la navegación de sus usuarios. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. Más información Aceptar